REMEDIO PARA LAS AFTAS BUCALES

Yo, que no me privo de nada, tengo aftas o llagas casi siempre, cuando me va a venir la regla, cuando me pica un pie, cuando estoy contenta, cuando estoy triste, o sea, más o menos a diario;y hace poco descubrí un remedio bastante eficaz que consiste en disolver una cucharadita (aproximadamente) de bicarbonato sódico en un vaso de agua, y enjuagarse con ello unas tres veces al día; yo lo hago después de cepillarme los dientes. Ya digo que es bastante eficaz, pues si bien no las cura, al menos no deja que crezcan y evita el dolor, con lo cual puedes hablar y comer con tranquilidad.