CRUMBLE CON FRAMBUESAS, MANZANA Y PLATANO



Hoy os traigo una tarta que he sacado del libro REPOSTERIA Y PASTELERIA CON THERMOMIX. Tiene algunas modificaciones, y ha quedado jugosa, nada empalagosa y con un saborcito muy bueno. 

¡Feliz fin de semana!



INGREDIENTES:

Relleno:

100 gr. de frambuesas congeladas.

1 manzana cortada en cuartos.

1 plátano.

100 gr. de mermelada de naranja o melocotón.

25 gr. de mantequilla.

Zumo de medio limón.

80 gr. de azúcar.

25 gr. de Maizena.


Crumble:

La piel de media naranja (solo la parte naranja).

La piel de medio limón (solo la parte amarilla).

50 gr. de almendras.

50 gr. de azúcar moreno.

50 gr. de azúcar.

100 gr. de harina.

Media cucharadita de levadura química.

50 gr. de mantequilla en trocitos.


PREPARACION CON THERMOMIX:


Poner en el vaso las frambuesas, la manzana y el plátano y picar a velocidad 4.

Incorporar la mermelada y la mantequilla y programar 5 minutos, 100º, velocidad 1.

Echar el zumo de limón, la Maizena y el azúcar y mezclar 4 segundos, velocidad 2. Retirar del vaso y dejar enfriar.

Lavar el vaso con agua fría para pierda el calor y secarlo bien.

Poner las pieles de naranja y limón y las almendras y programar 30 segundos, velocidad progresiva 5-10.

Añadir el azúcar, la harina, la levadura y la mantequilla y programar 6 segundos, velocidad 5.

Forrar el fondo de un molde desmontable de 22 cm. con papel de hornear, engrasarlo con mantequilla y extender un poco más de la mitad del crumble, presionando con los dedos.

Echar el relleno de fruta y cubrir con el resto del crumble.

Llevar al horno, precalentado a 180º, durante 35 minutos.

Una vez frío, adornar con un poco de azúcar glas.


PREPARACION CONVENCIONAL:


Picar las frambuesas, el plátano y la manzana.

Incorporar la mermelada y la mantequilla y calentar en el microondas.

Echar el zumo de limón, la Maizena y el azúcar y mezclar bien. Dejar enfriar.

Rallar las pieles de naranja y limón y moler las almendras.

Añadir el azúcar, la harina, la levadura y la mantequilla y batir hasta que esté todo bien integrado.

Forrar el fondo de un molde desmontable de 22 cm. con papel de hornear, engrasarlo con mantequilla y extender un poco más de la mitad del crumble, presionando con los dedos.

Echar el relleno de fruta y cubrir con el resto del crumble.

Llevar al horno, precalentado a 180º, durante 35 minutos.

Una vez frío, adornar con un poco de azúcar glas.