COOKIES CON FIDEOS DE CHOCOLATE Y ARANDANOS




Estas galletas las hizo mi hija Nerea, hace un par de semanas. Estaban buenísimas, así que si os gustan, recordad que todo el mérito es suyo.


INGREDIENTES (para 22-24 galletas):

1 huevo.

80 gr. de azúcar.

Una cucharadita de aroma de vainilla.

60 gr. de mantequilla ablandada.

1 pizca de sal.

180 gr. de harina.

1 sobre de levadura química.

50 gr. de fideos de chocolate.

50 gr. de arándanos secos.


PREPARACION CON THERMOMIX:

Poner en el vaso todos los ingredientes, menos los fideos de chocolate y los arándanos y mezclar 15 segundos, velocidad 5.

Añadir los fideos de chocolate y los arándanos, y mezclar unos segundos, velocidad 3.

Formar bolitas del tamaño de una nuez, con las manos enharinadas para que no se nos pegue la masa, y aplastarlas un poco. 

Ponerlas sobre una bandeja de horno, cubierta con papel de hornear. Dejar una separación de unos 3 cm. entre sí, porque al cocer crecen casi al doble, así que ¡ojo, que no se nos peguen!

Llevar al horno, ya caliente, a 180º, unos 12 minutos, depende de cada horno, pero en general, cuando veáis que se empiezan a craquelar, las dejáis un par de minutillos más para que cojan color, y listas.

Dejar enfriar, y conservar en una bolsa de plástico o en una lata.


PREPARACION CONVENCIONAL:

En un bol grande, batir el huevo, añadir el azúcar y el aroma de vainilla y mezclar bien.

Incorporar la mantequilla y volver a mezclar.

Agregar la sal, la harina mezclada con la levadura y amasar hasta que esté bien integrado.

Ahora añadir los fideos de chocolate y los arándanos.

Formar bolitas del tamaño de una nuez, con las manos enharinadas para que no se nos pegue la masa, y aplastarlas un poco. 

Ponerlas sobre una bandeja de horno, cubierta con papel de hornear. Dejar una separación de unos 3 cm. entre sí, porque al cocer crecen casi al doble, así que ¡ojo, que no se nos peguen!

Llevar al horno, ya caliente, a 180º, unos 12 minutos, depende de cada horno, pero en general, cuando veáis que se empiezan a craquelar, las dejáis un par de minutillos más para que cojan color, y listas.


Dejar enfriar, y conservar en una bolsa de plástico o en una lata.