PIZZA CASERA



Hoy os traigo una receta que no tiene ninguna complicación, aunque cuando oímos amasar, parece que nos echamos un poco para atrás. Esta masa se hace muy fácilmente a mano y también podemos hacer más de una porción y congelarlas. Si tenemos un robot de cocina, aunque sea pequeño, es coser y cantar, así que ánimo y manos a la obra. Lo de encima va a gusto de cada un@. Yo la dividí en dos partes; una de beicon y queso y la otra de verduras. ¡Buen provecho!




INGREDIENTES:

Para la base:

175 gr. de harina de fuerza.

100 ml. de agua.

Una cucharadita de levadura seca de panadería.

Media cucharadita de sal.

Media cucharadita de azúcar.

Una cucharada de aceite de oliva.

Por encima:

Tomate natural triturado.

Queso (yo le puse Maasdam).

Beicon.

Pimiento rojo.

Pimiento verde.

Cebolla.

PREPARACION:

Se ponen todos los ingredientes en un bol, y se van amasando hasta que estén bien integrados.

Se hace una bola y se deja en el mismo bol, tapado con film transparente, durante una hora aproximadamente, hasta que haya doblado su tamaño.

Se pone harina en la encimera y se vuelve a amasar la bola.

Se estira con un rodillo para hacer la base de la pizza.

Se pone por encima de la base el tomate, el queso y los ingredientes que nos apetezcan.

Se lleva al horno unos 20-25 minutos, dependiendo de cada horno.