PANECILLOS CON TOMATE



INGREDIENTES: 

225 gr. de harina de fuerza.
Media cucharadita de sal.
1 sobre de levadura seca de panadería.
100 ml. de aceite de oliva virgen extra.
3 cucharadas de leche caliente.
2 huevos.
50 gr. de tomates secos.
Media cucharadita de ajo en polvo.
Media cucharadita de cebolla en polvo.
Orégano. 

PREPARACION: 

Se pone la harina tamizada con la levadura y la sal en un cuenco grande. Se añade el aceite, la leche  y los huevos batidos; se mezcla todo bien hasta que se forme una pasta, y se amasa en una superficie enharinada, durante 5 minutos. Se vuelve a poner la masa en el cuenco, se tapa y se deja fermentar, en un sitio cálido durante una hora y media, más o menos. Mientras tanto se hidratan los tomates en un poco de agua y se pican en la picadora con el ajo, la cebolla y el orégano.
Cuando la masa haya doblado su tamaño, se vuelve a amasar para quitarle el aire y se le incorporan los tomates, amasando para que se mezcle bien.
Se forman unas 12 bolas de masa, se ponen en una bandeja de horno engrasada, se tapan y se dejan reposar otra media hora. Pasado este tiempo, se llevan al horno, a 230º (con aire), durante 15 ó 20 minutos.
Se sacan de horno y se dejan enfriar sobre una rejilla.

Hoy he hecho estos panecillos por primera vez, y la verdad es que están buenísimos, aunque creo que la próxima vez voy a probar a hacerlos con la mitad de aceite, porque, para mi gusto, les sobra un poco de grasa. La receta ha salido de un libro de cocina, pero yo la he cambiado algunos ingredientes, como por ejemplo la mantequilla por aceite.
Un truquillo para saber si la masa ya ha fermentado es echar una bolita de dicha masa en un vasito de agua; veréis que se va al fondo. Pues bien, cuando la bolita suba a la superficie, la masa ya está lista.