TARTA DE PIÑA DE BEA




Esta receta me la dio mi amiga Bea, y por eso le he puesto su nombre. Es una tarta muy refrescante, y nada empalagosa, porque la piña y el limón le dan un puntito ácido. Ella, siempre que la prepara tiene mucho éxito, y yo la preparé para el cumple de mi hija y también gustó mucho. Además, como veréis es muy sencilla de preparar. Se puede hacer en un molde cuadrado, y así es más fácil encajar los sobaos. Por cierto, aunque en la foto veáis una piña natural, se hace con piña de bote. ¡Que os guste!


INGREDIENTES: 

7 rodajas de piña en su jugo.

12 sobaos pequeños.

400 ml. de nata líquida.

1 sobre de gelatina de limón.

Caramelo líquido.

400 ml. de leche con un chorrito de ron.


PREPARACION: 

Se pone caramelo líquido en el fondo de un molde redondo de 24 cm. y encima, se ponen las rodajas de piña.

Se calienta la nata en una cacerola y, cuando hierve, se echa el sobre de gelatina para que se disuelva, y se retira del fuego.

Se templa un poco la leche con el ron, y se  mojan los sobaos, poniéndolos encima de la piña, cubriendo bien todos los huecos.

Encima de los sobaos se vuelca la nata con la gelatina. 

Se deja enfriar un poco y se mete a la nevera hasta el día siguiente para que cuaje y coja bien todos los sabores.