PASTA CON PESTO ROJO DE ESTHER CRUZ



He abierto una nueva sección con recetas que me van dando mis amigas. Tenía muchas ganas de hacerlo, porque son personas importantes en mi vida, y es una forma de agradecerles que estén ahí. Pues bien, este pesto rojo, me enseñó a hacerlo mi amiga Esther Cruz. Ella dice que salió de Internet, y le hizo algunas modificaciones (qué raro, debe ser la única cocinera que hace modificaciones a las recetas, jejejejeje), pero ni siquiera recuerda de dónde, exactamente, la sacó. Sirve para carne, para comerlo untando colines o pan en él, para pasta, para pollo...para lo que se nos ocurra. Yo, en esta ocasión lo he usado con pasta y está buenísimo. A ver si os gusta. ;)

Millones de gracias, Esther, por la receta y sobre todo por tu amistad. :D



INGREDIENTES PARA EL PESTO ROJO:

12 tomates secos en aceite o 1 paquete de tomates secos.

2 dientes de ajo.

1 guindilla (opcional).

1 cucharada de piñones.

1 cucharadita de alcaparras (cuando no tengo, sustituyo por 50 gr. de queso Maasdam).

1 cucharadita de vinagre de Módena.

2 cucharaditas de albahaca seca.

Media cucharadita o menos de sal.

100 gr. de aceite de oliva.


INGREDIENTES PARA LA PASTA:

350 gr. de pasta.

Agua, aceite y sal.

2 cucharadas de pesto rojo.

4 cucharadas de tomate frito.


PREPARACION DEL PESTO, CON THERMOMIX:

Lo primero de todo, poner los tomates, si no son en aceite, en un poquito de agua caliente para hidratarlos. Dejarlos como media hora.
Si se utiliza queso, rallarlo 10 seg/vel 5-7-10.

Incorporar los demás ingredientes y triturar 5-6 seg/vel 7-8. Debe quedar bien mezclado, pero con trocitos.

Conservar en un tarro de cristal, en la nevera.


PREPARACION CONVENCIONAL:

Lo primero de todo, poner los tomates, si no son en aceite, en un poquito de agua caliente para hidratarlos. Dejarlos como media hora.

Si se utiliza queso, rallarlo.

Poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora, o en una picadora, y picar hasta que esté bien mezclado todo, pero con trocitos.

Conservar en un tarro de cristal, en la nevera.


ELABORACION DE LA RECETA:

Si teníamos el pesto preparado con antelación, sacarlo de la nevera y poner en una sartén 2 cucharadas, con el tomate frito. Calentar, mezclar y reservar.

Cocer la pasta en una cazuela, con abundante agua, un chorreón de aceite y sal.

Una vez cocida, escurrir, mezclar con la salsa de pesto y... ¡A disfrutar! 

Se puede sustituir el tomate frito por nata, y así queda más suave, e igual de delicioso. También lo he hecho así.