CARRILLADA DE TERNERA CON MENESTRA



Cuando se habla a los niños de verduras se les ponen los pelos de punta, y a muchos mayores también. Bueno, pues para eso los guisos son excelentes aliados. No es lo mismo comer una verdura hervida, que incorporada a un guiso; es mucho más fácil, y se van acostumbrando casi sin darse cuenta, porque aunque aparten algunas, otras se las comen. Además los guisos tienen otras ventajas, como hacer un plato único, en vez de primero y segundo, porque si estás poniendo en el mismo plato verduras, carne, hidratos de carbono...¿qué más quieres?. Otra ventaja es que los puedes dejar hechos y a la hora de comer, sólo los tienes que calentar. En fin, que a mí me resultan muy cómodos, y además las salsas están de chupitingui.



INGREDIENTES:

500 gr. de carrillada de ternera.

Media cebolla.

Medio puerro.

1 zanahoria grande o 2 pequeñas.

Medio diente de ajo.

Perejil.

2 cucharadas de tomate natural.

1 cucharadita de harina.

Media pastilla de caldo de verdura o 1 cucharada de concentrado de verduras casero.

Medio vasito de vino tinto.

Judías verdes.

Guisantes.

Champiñón.

Espárragos verdes.

Aceite, agua y sal (si la necesitara).


PREPARACIÓN:

En una olla con un poco de aceite, se pone a rehogar la cebolla, la zanahoria y el puerro, picados.

Se añaden las carrilladas, cortadas por la mitad, porque si se hacen trozos demasiado pequeños, como es una carne muy tierna, enseguida se deshace.

Se da unas vueltas y se incorpora el ajo y el perejil, también picados, a continuación el tomate y después la harina. 

Se deja hacer un poquito más, y se añade el resto de verduras, el vino tinto, la pastilla de caldo, agua y sal. 

Se deja cocer en la multirrápida durante 20 minutos.


Las carrilladas de ternera son, para mí, de las partes más jugosas de la ternera. Son (por si alguien no lo sabe) los carrillos de la cara. Hay gente a la que ésto le da repelús, pero al fin y al cabo es un trozo de carne como otro cualquiera ¿qué más da que esté en la cara o en el lomo?. Probadlo, si no lo habéis hecho, y ya veréis.

NATILLAS EN EL MICROONDAS



Me he decidido a poner este postre porque tengo la sensación de que los postres de cuchara están un poco en desuso, nos inclinamos más por las tartas. No recuerdo a mi madre haciendo tartas, pero si la recuerdo haciendo natillas, arroz con leche, sopa de almendra...; así que he rescatado esta receta, y le he hecho algunos cambios, incorporando nata y haciéndola en el microondas. Casi todas las recetas de natillas llevan canela en rama, pero mi madre las hacía sin ella, y así se perciben mejor otros sabores que la canela nos tapa. Además estas natillas, en el microondas, se hacen en un ratito, están mucho más ricas que las que se compran envasadas, y, por supuesto, son mucho más naturales, y así usamos el microondas para algo más que para calentar. Manos a la obra, y ¡buen provecho!

INGREDIENTES:

4 yemas de huevo.
1 cucharada de Maizena.
500 ml. de leche.
200 ml. de nata para cocinar.
3 cucharadas de azúcar.
Cáscara de limón.

PREPARACIÓN:

          Se pone a cocer casi toda la leche (menos un poquito que reservamos para disolver la Maizena) con la nata, la cáscara de limón y el azúcar,  durante 5 minutos, dejándola hervir un poco para que coja el sabor del limón.  Se saca del microondas y se deja reposar un ratito, sacando entonces la cáscara del limón para que no amargue. La Maizena se disuelve en la leche que hemos reservado.  Las yemas se baten y se mezclan con la leche con Maizena. Todo esto se añade a la leche cocida, y se mete en el microondas durante 3 ó 4 minutos, removiendo cada minuto.

Recordaros que están hechas con leche desnatada, porque es la que tengo en casa. Por cierto, la foto quedó un poco tristona, pero es que iba con mucha prisa, y no dio tiempo a más.


POLLO A LAS HIERBAS



Estoy pesadita con las recetas de pollo ¿verdad?, pero es que ésta la acabo de hacer para cenar, y estaba muy buena, y me la he pasado al ordenador antes de que se me olvidaran los ingredientes, porque alguna vez me ha pasado que sobre la marcha me he inventado una receta, no he apuntado los ingredientes, y cuando la he querido volver a hacer, no me acordaba de cómo. Así que aquí os la dejo por si a alguno le interesa.

INGREDIENTES:

6 contramuslos de pollo troceados, sin piel ni hueso.
Tomillo.
Romero.
Orégano.
Cebolla y ajo en polvo.
1 vasito de vino blanco.
Aceite y sal.

PREPARACIÓN:

Se ponen los trozos de pollo en una sartén, con las hierbas, la cebolla y el ajo en polvo, a fuego un poco vivo para que se dore por fuera. Cuando está dorado se incorpora el vino y se tapa, bajando el fuego para que se termine de hacer por dentro. A los 10 minutos, aproximadamente, se destapa para que evapore el exceso de líquido. Se puede dejar así, y también se puede añadir una cucharadita de mayonesa hacia el final de la cocción, yo hoy se la he puesto, y le da un toque distinto.

La verdad es que me gusta mucho el pollo, y a mi familia también. Es una carne baja en grasa, no "hace bola" al comerla porque es tierna y jugosa, sobre todo la parte de muslos y contramuslos; la pechuga ya es más seca, se puede cocinar de muchas maneras... en fin que, por lo menos para mí, tiene muchas ventajas.

POLLO PADRE PERO (EXTREMADURA)



El original de esta receta lo cogí hace unos veinte años en el teletexto de Telemadrid. Yo la he modificado un poco, porque se hace con cominos machacados, y los pimientos no se fríen aparte, sino con el mismo guiso, pero en casa nos gusta más así, y queda realmente sabrosa esta receta. Yo la acompaño con unas patatas fritas en dados. Espero que os guste. ¡Buen provecho!


INGREDIENTES:

5 contramuslos de pollo.
2 cucharadas de tomate natural.
1 pimiento rojo.
1 pimiento verde.
1 cebolla.
1 diente de ajo.
1 hoja de laurel.
Aceite, agua y sal.

PREPARACIÓN:

Rehogar el pollo con el laurel y la cebolla picada en una cazuela con aceite; añadir el ajo picado y, cuando esté dorado, incorporar el tomate, dar unas vueltas y, a continuación, echar un poco de agua y dejarlo cocer hasta que el pollo esté tierno. Aparte, en una sartén freír los pimientos, cortados en tiras, con muy poco aceite y dejando que se doren bien. Añadirlos al guiso y dejar que evapore casi todo el agua.

PASTEL DE ESPÁRRAGOS





INGREDIENTES:

1 bote de espárragos blancos.
1 bote de leche evaporada Ideal.
3 huevos XL.
Un trozo de queso.
Ajo en polvo.
Sal.

PREPARACIÓN:

                        Se baten todos los ingredientes, se vierte en una flanera untada con mantequilla, y se cuece al baño maría durante 25 minutos, aproximadamente, si es en una cacerola; si es en la multirrápida, unos 6 minutos. Se deja enfriar en la nevera, y una vez frío, se desmolda y se adorna con unas tiras de pimiento rojo.

También se puede hacer este pastel con una lata de pimientos, en vez de espárragos, o con salmón ahumado, etc. Por cierto, esta receta me la dió mi suegra. Espero que os guste.


CROQUETAS DE JAMÓN SERRANO




INGREDIENTES:

250 gr. de jamón serrano.
Media cebolla.
14 cucharadas colmadas de harina.
500 ml. de leche, aproximadamente.
Aceite y sal.
2 huevos.
Pan rallado.

PREPARACIÓN:

En una sartén honda, se pone el aceite con la cebolla picada, cuando está blandita, se añade la harina con la sal, y a continuación el jamón picado en la picadora; se mezcla todo bien, procurando deshacer las bolas que se forman, para que luego al echar la leche no se hagan grumos, se da unas vueltas, para que se haga la harina, y se va añadiendo la leche poco a poco. La cantidad de leche es relativa, lo tenemos que ir viendo según lo vamos haciendo, y la masa estará hecha cuando se despegue de la sartén. Si queda demasiado blanda luego nos costará mucho formar las croquetas. Se pone la masa en una caja y se deja enfriar en la nevera.


Cuando está bien fría (mejor al día siguiente), se forman las croquetas y se pasan por pan rallado, huevo batido y otra vez por pan rallado. Salen aproximadamente 35 croquetas (depende del tamaño que las demos), y se pueden congelar, y freírlas directamente del congelador.